Doctor Lens Miopía Infantil

Doctor Lens Miopía Infantil

Doctor Lens Miopía Infantil

La Miopía es un problema que afecta a la vista. Es algo muy común y a lo que estamos acostumbrados. Los adultos que sufrís o sufrimos de ella sabemos que es difícil convivir con ella: Gafas, lentillas, revisiones… Pero ¿y para los niños? ¿Como les afecta a ellos? De eso queremos hablaros en este blog de la mano de Doctor Lens.

Los riesgos de la miopía infantil

La miopía es una enfermedad ocular caracterizada por tener un ojo más largo de lo normal. La miopía no consiste en mala visión: el desenfoque o mala visión característica de la miopía es solo la consecuencia de este crecimiento anómalo. Por eso, un ojo miope cuya visión se corrige, ya sea con gafas o cirugía, continúa siendo un ojo miope. La miopía no se cura, solo podemos frenar su crecimiento una vez diagnosticada.

Consecuencias de la miopía infantil

Muchos padres desconocen que si no se controla la miopía infantil, el excesivo aumento de la longitud del ojo (por encima de las 6 dioptrías) puede causar con el tiempo (aunque corrijamos la visión con gafas, lentillas o cirugía) serios problemas como desprendimiento de retina, glaucoma o cataratas. Pero, sobre todo, los padres desconocen que es posible frenar su crecimiento.

Además, está demostrado que los problemas visuales en los niños afectan a su rendimiento escolar y, en muchos casos, ni los padres ni los propios profesores perciben a tiempo estos trastornos. Dolor de cabeza, guiños constantes, enrojecimiento ocular y o falta de atención son síntomas frecuentes de este problema.

¿Qué pueden hacer los padres? El control de la miopía

Los nuevos hábitos de nuestros hijos hacen que un 47% de niños vayan a desarrollar miopía, y solo es posible frenarla entre los 7-17 años, en el periodo en que más aumenta. Por eso, si a tu hijo se le ha detectado miopía, es muy importante hagas todo lo posible para frenar su crecimiento. Y si no lo es, es importante que controles su salud visual al menos una vez al año para detectar a tiempo cualquier problema, especialmente si hay antecedentes familiares. Si necesitas evaluar la salud visual de tus hijos pide un examen gratuito a Doctor Lens.

¿Cómo frenar la miopía de tu hijo?

La opción no farmacológica más segura y eficaz para el control de la miopía, son las lentillas Orto-K o lentillas nocturnas, que tienen dos grandes beneficios en los niños a partir de los 6 años de edad:

  1. Corrección de la miopía, hipermetropía y astigmatismo, liberándoles de gafas o lentillas durante su actividad diaria. Las lentillas Orto-K o, lentillas nocturnas, se usan durante el sueño. Al dormir, la capa más externa del ojo, el epitelio corneal, se adapta suavemente a la forma de la lente. Al despertar y retirar las lentillas, se puede disfrutar de una visión totalmente normal durante todo el día.
  2. Ralentización del crecimiento de la miopía en torno a un 43%. Esta función preventiva es fundamental para evitar que la miopía del niño aumente excesivamente o derive en una miopía magna

 

 

CONTACTO

Si os habéis quedado con dudas, queréis más información o pedir cita para revisar la vista a vuestros peques. A continuación os dejamos todos los datos con los que poder poneros en contacto con Doctor Lens.

  1. Teléfono 915 991 514
  2. Mail info@doctorlens.es
  3. Podéis visitarle en Calle Alcalde Sainz de Baranda 29. 28009. MADRID
  4. Visitar su web AQUI
  5. Visitar su Facebook @DoctorLensMadrid
  6. Visitar su Twitter @doctorlensortok

 

¡CUIDA LA VISTA DE TU PEQUE!