Postres saludables para niños

Postres saludables para niños

Postres saludables para niños

La fruta es uno de los alimentos más importantes en una dieta saludable, y más aún en la de un niño. Es por ello que desde Ocio para Peques os queremos proponer cinco recetas saludables y veraniegas para compartir con los más pequeños de la casa.

Helado saludable de chocolate

Ingredientes: plátano, yogur natural y chocolate 99%

Comenzaremos quitándole la piel al plátano y partiéndolo en trocitos, que reservaremos en el congelador durante dos horas. Añadiremos un yogur natural o lácteo líquido, tres onzas de chocolate puro (se puede sustituir por otro chocolate)  y el plátano congelado y lo meteremos en nuestra batidora a máxima potencia.

Tarta de queso saludable

Ingredientes: queso batido, galletas y arándanos

Comenzaremos triturando nuestras galletas favoritas, para ellos podemos utilizar nuestra batidora o simplemente con ayuda de un tenedor las iremos aplastando. Las añadiremos al fondo de nuestro recipiente, y continuaremos añadiendo nuestro queso batido. Por último, batiremos nuestros arándanos y los colocaremos sobre el queso batido. De esta forma encontraremos tres capas: la primera de ellas de galleta, la segunda de queso y la última de fruta. Lo meteremos en nuestro congelador durante 15 minutos y ya tendríamos nuestra tarta saludable y fresquita.

Pincho de frutas

Ingredientes: melón, arándanos, fresas y plátanos

Para realizar esta receta necesitaremos la ayuda de los más pequeños, podremos utilizar moldes con distas formas para cortar nuestras frutas del tamaño y forma más original. Y los iremos añadiendo a nuestro pincho. Por último podremos añadirle un poco de chocolate fundido cubriendo nuestras frutas.

 

Helado de frutas

Ingredientes: sandía y pomelo

Para realizar esta receta necesitaremos unos moldes para colocar nuestra mezcla o podremos utilizar un vaso pequeño (los de cartón son una buena opción) y un palito para poder sujetarlo. Comenzaremos cortando una ración de sandía y sacando el jugo de un pomelo. Trituraremos nuestra sandía y la introduciremos en el recipiente, para posteriormente meterla en el congelador. Dejaremos que nuestra mezcla se congele durante aproximadamente una hora y a mitad de proceso colocaremos nuestro palo. Añadiremos la segunda capa con nuestro jugo de pomelo y la meteremos en el congelador por otra hora. Por último la sacaremos del molde y ya tendríamos unos helados saludables y apetecibles.